Fue Felipe Villanueva gran figura del romanticismo musical en México.

(1/1)

CHRISTIAN SALAS:
Fue Felipe Villanueva gran figura del romanticismo musical en México.[/b]


México, 4 Feb (Notimex).- Conocido como el compositor más representativo del Porfiriato y una de las figuras del romanticismo musical mexicano, nacido el 5 de febrero de 1862, Felipe Villanueva se convirtió en uno los principales músicos del país del siglo XIX.

El compositor, director de orquesta, pianista y violinista, autor de motetes, zarzuelas, una ópera y "vals político", es originario de Tecámac, Estado de México, siendo hijo de una familia de músicos de escasos recursos.

Desde niño comenzó a estudiar piano, con un primo; y violín, con su hermano, quien era organista de la parroquia. El director de ésta, Hermenegildo Pineda, le dio a Felipe algunas lecciones de música siendo aceptado muy pronto en ésta, a la que se integró como violinista. A los 10 años estrenó su cantata patriótica, para voces con acompañamiento de piano. Luego, al año siguiente, se trasladó a la Ciudad de México, donde inició estudios en el Conservatorio Nacional. No obstante tuvo que salir de este plantel, según se dijo, "por carecer de talento", aunque dadas las evidentes dotes musicales de Villanueva es posible que haya sido por rechazo social o por alguna otra razón. El compositor no abandonó la música y continuó el estudio de piano fuera del Conservatorio. Mediante el apoyo de Valentín Hernández fue hospedado en la casa de Luis Rodríguez, quien le consiguió trabajo en la orquesta del Teatro Hidalgo, cuyo director se convirtió en su maestro. El artista dio lecciones de piano y pronto se convirtió en uno de los maestros de moda entre las familias de sociedad. La casa Wagner y Levien comenzaron a publicarle sus obras y de vez en cuando le pedían hiciera arreglos para piano en las óperas y zarzuelas de la época. Trabajó como violinista en las mejores orquestas del país y con las compañías de ópera extranjeras que visitaban México en aquellos años. Pero el destacado compositor quería seguir estudiando piano, por lo cual buscó a Julio Ituarte, quien era uno de los maestros más afamados del Conservatorio y comenzó una buena amistad con Gustavo Campa y Ricardo Castro, que eran los alumnos más brillantes de su maestro.

Sigue Felipe Villanueva. dos. maestro. Con obras como "Vals poético" y "Vals Amor", sus mazurcas de concierto y sus danzas humorísticas, dejó una huella imborrable en la historia musical de México.

El artista tuvo predilección por la música alemana y francesa sin dejar por eso de llevar a cabo, aunque no en grandes proporciones, el rescate de la música mexicana. Alrededor de 1885, Villanueva, Campa y Castro se unieron a Juan Hernández Acevedo, Carlos Meneses, Ignacio Quezadas y Pablo Castellanos León y organizaron un grupo para estudiar música y cultura de Francia. En 1887 fundó junto con los primeros tres, el Instituto Musical, que evolucionó la música en México y estuvo a cargo de la composición de la ópera "Keofar", en la cual trabajó algunos meses hasta terminarla, aunque le faltó la orquestación del último número. "Keofar" no se representó en aquel entonces, aunque algunos años después, la cantante Emma Juch estrenó con gran éxito el arreglo para canto y piano de la "Romanza" de dicha ópera, en el Teatro Nacional. Salvo esta parte, el "Preludio" y un "Entreacto", la música de la obra está perdida. Felipe Villanueva murió el 28 de mayo de 1893 en la Ciudad de México, dos meses antes del estreno de "Keofar", la cual tuvo gran éxito. A su partida, la familia del compositor guardó los manuscritos de muchas de sus piezas sin que fueran dados a conocer, por lo que ahora una buena parte de sus obras están extraviadas. A pesar de haber tenido una corta vida y escasa preparación musical, fue autor de obras llenas de inspiración y de finísima factura. En su música, la belleza de sus melodías y la riqueza de sus ritmos se une a sus interesantes armonías.
 
Orgullosamente  Tecamaquense[/size]

Navegación

[0] Índice de Mensajes